Home
Mi perfil
Cuentos & Reflexiones
Newsletter
Foro
Talleres
Agenda
PNL Existencial®
Técnicas
Contacto
 
» Cuentos & Reflexiones

Quiero compartir contigo una selección de cuentos, historias & reflexiones que confío seguirá enriqueciéndose a lo largo del tiempo.


Los Sabios y Maestros de todos los tiempos transmitían sus enseñanzas de esta manera para desarticular los hábitos mecánicos y especuladores de nuestra mente material.


Creo que el lenguaje metafórico contenido en los cuentos, las parábolas, las historias, las fábulas, nos conecta con nuestros recursos: soñar, imaginar, confiar... nos hablan a nuestro corazón de niños y nos permiten ver lo esencial...


Por ello te deseo: que estas palabras que del alma de muchos han brotado sean tu inspiración y alimento.


Si quieres sumarte a esta fascinante Experiencia de Crecimiento Interior, te invito a «enviarme» tus historias y cuentos o a participar del »nuevo foro« de reflexión, para que podamos compartir las Palabras desde el Alma entre cada vez más personas!!!

Con todo mi cariño . Estela

Cuento Budista: Mi Yo me ve
Soy pobre y débil, dijo un día un maestro a sus discípulos, pero vosotros sois jovenes, y yo os enseño: es deber vuestro, por lo tanto, conseguir el dinero que vuestro viejo maestro necesita para vivir.
Hijos míos- contestó el maestro-, existe un modo de conseguir dinero, no pidiéndolo, sino tomándolo. No sería pecado para nosotros robar, pues merecemos más que otros el dinero. Pero, ¡ay!, yo soy demasiado viejo y débil para hacerlo.

¿Cómo podemos hacer eso?- preguntaron los discípulos-. Las gentes de esta ciudad son tan poco generosas que sería inútil pedirles ayuda.

Nosotros somos jóvenes- dijeron los discípulos- y podemos hacerlo. No hay nada que no hiciéramos por vos, querido maestro. Decidnos sólo cómo hacerlo y nosotros obedeceremos.
Sois jóvenes- dijo el maestro- y es poca cosa para vosotros el apoderaros de la bolsa de algún hombre rico. Así es cómo débeis hacerlo: escoged algún lugar tranquilo donde nadie os vea, y luego agarrad a un traseúnte y coger su dinero, pero no lo lastiméis.

Vamos inmediatamente, dijeron los discípulos, excepto uno, que había callado, con la mirada baja.
El maestro miró a ese joven discípulo y dijo:
-Mis otros discípulos son valientes y están deseosos de ayudarme, pero a ti poco te preocupa el sufrimiento de tu maestro.
-Perdonadme, maestro- contestó-, pero el plan que nos habéis explicado me parece irrealizabe; éste es el motivo de mi silencio.
-¿Por qué es irrealizable?- preguntó el maestro.
Porque no existe lugar alguno en el que no haya nadie que nos vea- contestó el discípulo-; incluso cuando estoy solo mi Yo me observa. Antes iría a mendigar que permitir que mi Yo me vea robar.

A estas palabras, el rostro del maestro se iluminó de gozo. Estrechó al joven discípulo entre sus brazos y le dijo: Me doy por dichoso si uno solo de mis discípulos ha comprendido mis palabras.

Sus otros discípulos, viendo que su maestro había querido ponerlos a prueba, bajaron la cabeza avergonzados.
Y desde aquel día, siempre que un pensamiento indigno les venía a la mente, recordaban las palabras de su compañero: "Mi yo me ve".

Y así se convirtieron en grandes hombres, y todos ellos vivieron felices por siempre jamás.
de Cuentos budistas- Biblioteca de cuentos maravillosos.

Con todo mi cariño . Estela
» Cuento Budista: Mi Yo me ve
Últimas actualizaciones
« Estela Lidia Có . www.estelaco.com.ar . Buenos Aires . Argentina »